El gobierno de la palabra

Patria versus Democracia

In Actualidad on 1 de marzo de 2013 at 10:53
 Juan Antonio Chicharro, un General, declaró ayer, en un acto del Ejército, que la patria vale más que la democracia, refiriéndose al problema de Cataluña.La idea de “patria” no es que ocupe un puesto muy elevado en mi escala de prioridades y preocupaciones, pero, desde luego, estoy seguro de que más que esta democracia seguro que vale. Yo, como ciudadano demócrata y antipatriota, lo creo así. O sea, que, en parte, estoy de acuerdo con el señor Juan Antonio Chicharro. Creo que los militares son más honrados que los políticos, al menos, que los políticos que tenemos nosotros. Así que me parece muy bien lo que ha dicho el señor Chicharro.

De todos modos, conviene tener presente que las personas siempre son más valiosas que las ideas, llámense patria, democracia o cualquier otro concepto. Y eso suele pasarles a los militares: que anteponen las ideas a las personas. Pero los conceptos son entidades abstractas, y lo que es abstracto jamás podrá llevarse al terreno de la práctica con perfección absoluta (ni con perfección relativa, por descontado). Es más: todo cuanto ha podido realizarse en ese sentido, se ha llevado a cabo con resultados muy defectuosos y bastante alejados del modelo teórico original. Por eso se dice que la democracia no es la mejor de todas las posibles formas de gobierno, sino la menos imperfecta de ellas.

Es lo que tienen las utopías: han de estar inmensamente agradecidas a aquellas personas que han tenido el valor y el coraje suficiente para haber conseguido, siquiera, colocar dos, tres, cuatro ladrillos, incluso levantar uno de los muros que forman parte del edificio entero que las sostiene.

Pero si una idea (en este caso, la idea de patria) es más capaz que otra (en este caso, la idea de democracia) de sacar lo mejor de las personas, pues bienvenida sea. Yo soy ateo, pero doy gracias a Dios por el hecho de que la fe católica sirviera a mi madre para afrontar su muerte con dignidad, serenidad y valentía. Y con esto pasa lo mismo: si lo que necesitamos es una motivación de este tipo para salir adelante, pues ¡adelante!, ¿no?

Sé que esta tesis puede resultar o parecer simplista y necia, pero, ante lo que hay, ante lo que vemos cada día, siendo espectadores y testigos diarios y directos de cómo se van degradando, lenta, penosa y vergonzosamente, los fundamentos de nuestro sistema político vigente, nos vemos dispuestos a saludar y abrazar a cualquier individuo que venga a regalarnos un poco de aire fresco que sirva para llevarse este aire viciado, esta atmósfera irrespirable que procede de las podridas alcantarillas de la corrupción de quienes nos gobiernan.
Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: